Crónica Salón del Manga de Barcelona

Este fin de semana pasado acudí al XVII Salón del Manga de Barcelona durante el sábado y el domingo. Los motivos de mi visita a tal evento tenían que ver, principalmente, con tal de comprobar de primera mano como se vendía el fanzine HeyRope! (del cual os hablaré en más profundidad en un próximo post). También para ver las novedades fanzineras de este año y para embriagarme del ambiente de este salón del cual he huído en sus últimas 2 ediciones.

Si os soy sincero el motivo por el que había empezado a no ir a este Salón era principalmente porque el manga como género de cómic y como cultura en general me estaba comenzando a aborrecerla un poco y a saturarme. Además, me encontraba en una época en la que estaba interesado en descubrir otras formas de contar y hacer cómic. Por no mencionar los peculiares personajes con los que te puedes encontrar en un salón de estas características. Pero al final no he podido negar que el manga, de una manera u otra, forma parte de mi mundo personal. Es algo con lo que he crecido desde que era pequeño, cuando por aquel entonces veía animes como Dragon Ball o Saint Seiya a la hora de comer. Y la verdad es que me alegro de reencontrarme con un ambiente el cual hizo que disfrutará un montón cuando acudí por primera vez a este salón allá por el 2005.

Aparte de ir para disfrutar del salón y para comprobar qué tal se iba vendiendo el HeyRope!, también acudí para echar una mano a mis compañeros de Studio Kat con la venta de fanzines, chapas, camisetas y fundas de móviles. Estamos bastante contentos porque ya el primer día vendimos un montón de tallas de varias de nuestras camisetas y en cuanto a fanzines y chapas las ventas tampoco fueron nada mal. Y todo eso vendiendo en un espacio de medio metro (por lo que pego un toque de atención a la gente de FICOMIC para que amplie un poco el espacio interior de la isla de fanzines en el Salón del Manga para la próxima edición).

También pudedisfrutar de una exposición dedicada a la cultura samurai y su impacto en el manga, la animación, el cine y demás. A destacar las láminas de maestros del dibujo manga como lo son Takehiko Inoue, Hiroaki Samura o Gosho Aoyama. Eché en falta eso sí que dedicaran una exposición al ya fallecido (por desgracia) Satoshi Kon pero bueno, para otra vez será.

Y como no destacar los cosplays con los que te topas mientras vas volando de tienda en tienda buscando alguna ganga, como este señor que se cosplayó de orko del Warhammer 40k.


También debo destacar el Premio al Mejor Fanzine Manga por nuestro fanzine “The Katz of the Zombies” que nos concedió la organización del evento por votación popular. Muchísimas gracias a todos los que nos votásteis.

En resumen: ha sido un salón para el recuerdo lleno de risas y de momentos felices junto a mi gente de Studio Kat y a los fanzineros de Ruleta Rusa, Pandora’s Box y demás. Aparte de que me pude traer de vuelta un jugoso botín como lo demuestra la peazo figurita de Sanji que me compré en el stand de Konoha No Merchan 😉

Anuncios

Comentarios desactivados en Crónica Salón del Manga de Barcelona

Archivado bajo Eventos

Los comentarios están cerrados.